Anna & Maor

Storyteller y content creator / UX consultant and designer

¡De repente estamos viviendo juntos!

16.04.20

Barcelona, Spain

Preséntanos quiénes estáis en casa

Maor y Mel (el perro labrador de Maor, guapísimo).

¿Cómo estás viviendo el día a día?

Estamos bien, tranquilos aunque hay momentos en los que no tanto... Yo (Anna) los primeros días estaba muy inquieta y no podía parar de hacer cosas. Sentía que tenía que hacerlo "TODO" y casi me da un ataque de estrés. También estaba muy incrédula con la situación en general, no me lo creía, me parecía todo una película.... Pero por supuesto con los días lo he ido asimilando, aceptando y calmando mi actividad. Tengo momentos de todo pero en general me siento bien y en casa hemos creado el ambiente perfecto para estar y sentirnos a gusto.

Hay que decir que nos hemos tenido que acostumbrar por completo a esta nueva situación porque aparte de no poder salir de casa, nosotros no vivíamos juntos y de repente, en mi caso, he pasado de estar yo sola a ser tres (¡y uno de ellos muy peludo! Adorable pero peludo jaja) con lo que eso implica, cada uno con sus rutinas, costumbres, maneras de hacer o no hacer, conocerte en profundidad y en esta situación... Lo llevamos bien pero hay momentos de "locura" en plan: "What???!" (más que nada míos).

Yo empiezo el día con meditación y yoga, desayunamos juntos y luego trabajamos en la mesa del salón con breaks para tomar café/matcha en el balcón (cuando hace sol), comemos cosas ricas a mediodía (me he lanzado a probar recetas nuevas), descansamos un poco después de comer y luego seguimos trabajando un poco más hasta que paramos y desconectamos.

También tratamos de hacer cosas “especiales” dentro de las posibilidades. Fue gracioso por ejemplo organizar una comida con amigos vía Skype, hacer cenas especiales como si estuviéramos en un restaurante, crear una playlist y bailar… O liarnos con un proyecto como este :)


Qué haces para:

Mantenerte activo/a (deporte o práctica):
Practico yoga a diario, normalmente por las mañanas y algo de fitness a través de videos de Instagram (Anna) y Maor hace varios días por semana una tabla de ejercicios. Él también camina (y sube - baja las escaleras de un cuarto piso sin ascensor) cuando pasea a Mel. ¡Ahora creo que cualquier movimiento es bienvenido! (Anna)

Sentirte bien mental y emocionalmente:
Meditar, practicar yoga, escribir, leer, ver películas y series, estar en el balcón tomando café cuando hace sol (¡los días que hace sol es un verdadero regalo!), comer rico, conversar, reírnos, mantenernos en contacto con amigos y familia... Una de las cosas que yo más necesito también (Anna) es hablar, desahogarme, sobre todo cuando algo me preocupa, me molesta, me crea duda-incertidumbre. Con Maor o con alguna amiga o mi madre llamándonos. Si me lo quedo dentro, ¡exploto!

Estar conectado con tu familia y amigos:
Hablamos por whatssapp, videollamadas, llamadas… A mí (Anna) lo del teléfono me cuesta bastante, es algo que siempre me ha dado pereza así que es un challenge para mí llamarme con amigos y familia pero… es la manera de sentirnos cerca. Maor habla a diario con familia y amigos, aunque él ya lo hacía así (su familia y sus amigos están en Israel, su país).

Concentrarte (por ejemplo con el trabajo):
Creo que el espacio que tenemos en casa es muy bueno para concentrarnos y sentirnos productivos. Los primeros días de la cuarentena no, ¡por eso! Yo (Anna) no estaba nada centrada y apenas podría trabajar pero con los días he podido ir recuperando el foco. La música de fondo, hacer breaks para descansar y desconectar realmente cuando decidimos que hemos terminado, es importante y ayuda mucho. Los fines de semana tratamos de no trabajar aunque a veces es necesario (yo estoy estudiando mi máster y tenemos clases online o Maor trabaja para Israel y allí los festivos son viernes y sábado con lo que el domingo a veces necesita estar disponible) aunque tratamos de hacer una buena separación trabajo-vida personal y descansar de verdad.

Maor en este aspecto ha ganado porque dice que trabaja más enfocado aquí, con más disciplina (no sé porqué... jajaja).

Meditar, practicar yoga, escribir, leer, ver películas y series, estar en el balcón tomando café cuando hace sol (¡los días que hace sol es un verdadero regalo!), comer rico, conversar, reírnos, mantenernos en contacto con amigos y familia.

¿Hay algo que has incorporado en tu vida para estar-sentirte mejor que antes no hicieras?

(Anna) Yo no puedo añadir nada más. De tanto que hago a veces es para volverse loca de modo que yo más que añadir, diría "¿Qué has quitado de tu vida?". Por suerte tengo un gran maestro a mi lado. La cuarentena me ha traído un mentor ;) Ya decimos que la vida te trae lo que necesitas, ¿no?

Y algo que he implementado en estas semanas es el tomarme los miércoles libres y para mí. Me sienta muy muy bien... Ah bueno y como decía antes, cocinar nuevas cosas. He hecho pan varias veces y me parece increíble, por simple y nimio que pueda parecer...

Maor todo lo contrario. Él ha empezado a “hacer más” en el sentido de ser más disciplinado. Despertarse temprano, seguir una agenda  y progresar en proyectos que tenía parados (proyectos propios), comer más sano (“desde que estoy aquí casi no como carne”), disfrutar de un espacio de trabajo que da ganas de trabajar, tomar breaks con café rico, tomar el sol… y meditar.


¿Cómo te sientes, lo estás viviendo? ¿Sientes o experimentas algún cambio mental (en términos de ti misma/o, familia, pareja, hijos, decisiones, futuro)?

Los primeros días no nos podíamos creer lo que estaba pasando y la incertidumbre al principio nos angustiaba un poco. Yo respondí ante la situación con mucha exigencia hacia mí; de hecho la estoy trabajando a diario porque han habido momentos de verdadera asfixia. Es como que este rasgo mío que ya había trabajado y calmado, ha salido y estallado de un modo muy acentuado con toda la situación. Por suerte y gracias a las herramientas que tengo a mi alcance (practicar yoga, meditar, escribir...) he hecho algunos clicks que me están permitiendo soltar (¡menos mal!).

Maor en cambio lo ha vivido todo desde el principio con mucha más calma y serenidad.

Y a nivel general podemos decir que lo estamos aceptando bien y tratamos de vivir en el día a día, sin ir muy adelante en el tiempo. Disfrutamos del tiempo en casa y de lo que hacemos.

Pero sobre todo (Maor), como hemos dicho en nuestro status “de repente vivimos juntos”. Nos conocimos hace relativamente poco y por fuerza mayor (la cuarentena) estamos viviendo en el mismo piso (el de Anna). Nos estamos conociendo bastante rápido. Es gracioso porque hay muchos momentos en los que nos decimos: “¿Quién es este chico/a que está viviendo conmigo?“:) No sé si es la mejor manera de conocer alguien pero seguro que es la más profunda y lo cierto es que nos llevamos bien! Las costumbres de cada uno, las locuras, los antojos -también de Mel! :)- etc. De hecho ambos estamos agradecidos por esta experiencia, creo que al ser tan diferentes, cada uno incorpora cosas nuevas que sentía que le faltaban o que quería mejorar y que existen en el otro.


¿Qué es lo que echas más de menos?

Salir a la calle y caminar sintiéndome libre, aunque sea para ir a comprar o a por un café. Ahora cuando salgo a la calle voy muy intranquila, con miedo, inquieta… y como con la sensación de estar haciendo algo mal, aunque esté de camino a la compra. También echo de menos encontrarme con mis personas queridas y poder compartir cosas con ellas.

Maor echa mucho de menos la playa, caminar con calma y sentir el sol tocándole en la cara. Por supuesto también ver a Mel disfrutando de la arena y el agua.

¿Cómo crees que será tu vida tras esta experiencia, sientes que cambiarán cosas? ¿Qué sacarás de bueno de todo esto?

Espero que tras esto pueda realmente vivir con más calma, presencia, sin esas prisas que nos dominan la mayor parte del tiempo, con más conciencia y responsabilidad personal y a su vez, global. Espero que los ritmos que estamos incorporando a nuestra vida, impuestos por la situación, se queden en mí/nuestras vidas. Sobre todo rebajar exigencias (Anna).
Ojalá todos sigamos valorando más todo lo que estamos viendo que es importante y sigamos actuando de un modo más responsable para que las cosas vayan mejor. 

(Maor) Ojalá todos sigamos valorando más todo lo que estamos viendo que es importante y sigamos actuando de un modo más responsable para que las cosas vayan mejor. Espero también seguir teniendo una agenda diaria, mantener la meditación (que me encanta) y dar espacio para proyectos propios que normalmente dejamos de lado. Además espero que Anna siga escuchando el techno, ¡espero que se enganche!


Espero que tras esto pueda realmente vivir con más calma, presencia, sin esas prisas que nos dominan la mayor parte del tiempo, con más conciencia y responsabilidad personal y a su vez, global. Espero que los ritmos que estamos incorporando a nuestra vida, impuestos por la situación, se queden en mí/nuestras vidas.

¿Cuál es la primera cosa que te gustaría hacer cuando todo esto pase?

(Maor) Ir a la playa y visitar a mi sobrino Amit en Israel.
(Anna) Tengo muchas ganas de ver a mi madre, abrazarla y pasar un tiempo juntas. También a mis amigos/as, ir al mar y viajar.
Ir a Mallorca y estar en familia. Muchas primeras cosas. Creo que durante un tiempo viviremos muchas primeras veces y será increíblemente bonito.

En esta situación en la que estamos, miramos más hacia dentro, ¿qué has aprendido de ti/otros  que no sabías?

Sobre lo que hemos aprendido, resaltaría el hecho de que en un instante pueda de repente cambiar todo y llevarnos a una situación como la que estamos viviendo. Eso te hace ver que no hay nada seguro y de ahí que sea tan importante vivir en el presente y dejar de preocuparnos de cosas que no sabemos; aprendes quieras o no a vivir en la incertidumbre, en aceptar las cosas que vienen y se presentan, en adaptarte a lo que sucede aunque tú tuvieras otros planes y a valorar mucho más lo que es verdaderamente importante.

Cuéntanos algo divertido que te ha pasado desde que estás en cuarentena.

(Maor) Es muy divertido y nos hace gracia (a Anna no demasiado por eso) la actividad de las vecinas de arriba que parece que muevan todos los muebles en casa y que al caminar traten de  hacerlo con el máximo ruido posible. Anna dice que son buenas personas...


Evalúa del 0 al 10 los siguientes estados




Share

Share on Facebook Share on twitter
Copy to clipboard
To all stories

More stories