Paul & Cathe, desde Colombia

Productora ejecutiva audiovisual

Cultivando la esperanza.

18.05.20

Bogotá, Colombia

Preséntanos quiénes estáis en casa.

Paul & Cathe.


¿Cómo estás viviendo el día a día?

Estamos bien. El tiempo se aletarga y se condensa, aceptamos el inicio de cada día mirándonos a los ojos, sonriendo un poco, reconociendo que nuestro motor se encuentra en marcha pues las cosas más simples están completas. No siempre fue así por eso. Los primeros días estaban cargados de angustia y ansiedad, no podíamos despegar los ojos de la televisión y la prensa, analizábamos una y otra vez como sería el futuro próximo, cuanto más podrían ampliarse las brechas sociales, pensábamos en quienes eran o son menos privilegiados que nosotros, pues no es suficiente con el techo y la salud, tarde o temprano el hambre obligará a que las personas salgan buscando lo necesario. La realidad no ha sido menos apocalíptica, pero decidimos tomar distancia de la información que incrementaba la ansiedad y eso ha traído algo de tranquilidad.

Somos dos desde hace 16 años. Normalmente Paul escribe desde casa y sale a dirigir proyectos de televisión y publicidad. Mis rutinas son un poco diferentes pues normalmente estoy en la oficina 8 horas diarias produciendo para televisión y vuelvo a casa para compartir nuestro tiempo. Ahora los días son otros pero también especiales pues podemos desayunar mientras el sol se mete por las ventanas, la cocina es ahora un espacio de creación (aunque no siempre sale bien...) pero las risas no nos hacen falta, están aseguradas.


¿Qué rutinas sigues? ¿Qué haces para...?

Mantenerte activo/a

No he sido una persona fascinada por el deporte, pero antes de que todo esto comenzara, caminaba mucho y de vez en cuando practicaba yoga. Me atraía el tipo restaurativo y nidra; ahora cuando el cuerpo me lo pide hago un par de rutinas de yoga, es mi forma de conseguir estar presente y si estoy de ánimo me subo a la bicicleta estática.


Sentirte bien mental y emocionalmente

Supongo que de algún modo todos hacemos lo mismo: ver series, películas, leer... Sin embargo emocionalmente lo que me saca a flote después de hablar con los míos es ponerme al tanto de mis lecturas, me dan ganas de saltar de dicha cada vez que culmino un libro que tenía pendiente. Puede que el número no signifique lo mismo para otros pero he leído ya 7 libros y eso me tiene feliz, hace que sienta que me estoy cumpliendo con lo prometido.


Estar conectado con tu familia y amigos

Estar en contacto con la familia y amigos por llamada, video llamada o whatsapp se ha incrementado cada día un poco más. Nos enviamos videos con filtros que nos hacen reír de tonterías, nos contamos recetas, nos desahogamos de preocupaciones... Lo usual pero creo que estos días lo hacemos con más atención.

Concentrarte

Mantener el foco ha sido una de las tareas más complejas para los dos. Claramente la industria para la que trabajamos se encuentra totalmente estancada y crear y diseñar proyectos se nos hacia difícil aunque hemos construido rutinas para sentir que avanzamos, organizamos los días para que sean más productivos entre semana, tomamos espacio para separar lo laboral de lo personal y nos distraemos. Ver películas o series nos ayuda a escapar y alimentar la imaginación.

Hemos construido rutinas para sentir que avanzamos, organizamos los días para que sean más productivos entre semana, tomamos espacio para separar lo laboral de lo personal y nos distraemos.



¿Hay algo que has incorporado en tu vida para estar-sentirte mejor que antes no hicieras? 

Probablemente este tiempo me ha dado un impulso para prestar atención a lo que siento. Vivimos absortos en lo que sucede afuera pero ir al interior es una aventura que no siempre queremos experimentar. Valorar el tiempo, agradecer lo que tengo y sentir que es posible sentir un equilibrio emocional, físico y mental ha sido quizá lo que quiero que permanezca a través del tiempo. Por otro lado si tuviera que definir una actividad en pareja que nos hace bien, sin lugar a dudas sería cocinar. Es divertido y lo disfrutamos cada día más. Lo olvidaba, hay otra cosa que me hace ilusión, enviar notas y cosas a los que amo. Adoro sus llamadas espontáneas llenas de risas y una cosa más para agregar a la lista: escribir a mano notas.

Vivimos absortos en lo que sucede afuera pero ir al interior es una aventura que no siempre queremos experimentar.



¿Cómo te sientes, lo estás viviendo? ¿Sientes o experimentas algún cambio mental?

En octubre del año pasado descubrimos que Paul sufría de cáncer. Desde entonces la forma de ver la vida ha cambiado para los dos. Luchar juntos esta etapa nos ha permitido ser conscientes de la importancia del presente y de que son las cosas simples las que nos hacen felices. Así que esta nueva situación solo nos ha corroborado lo aprendido “no tenemos control sobre la vida”, la única constante es el cambio y es más doloroso si te resistes a él. Esto sin embargo se lee muy fácil, aplicarlo es otra historia, probablemente reconocer nuestra humanidad y que no estamos solos en el mundo sea el inicio para fluir con lo que venga.

La importancia del presente y de que son las cosas simples las que nos hacen felices.


¿Qué es lo que echas más de menos?

Ir “al verde” como lo hemos definido hace años, es decir, pasar el día en medio de árboles, quedarse dormido bajo el sol sintiendo las olas tenues de una represa, recoger moras, escapar con piñas de los pinos y la sensación de estar recargados. Pero también ir a una sala se cine. ¡Amamos las películas! Esa experiencia de abandonar el cuerpo y sumergirse en una historia que te deja sin escapatoria.  Imagino que a todos nos pasa, eso de extrañar abrazar con fuerza a nuestros seres queridos, esto último es lo que más echo de menos.


¿Cómo crees que será tu vida tras esta experiencia, sientes que cambiarán cosas? ¿Qué sacarás de bueno de todo esto?

La incertidumbre reina estos días extraños, sin embargo me gusta pensar que estamos aprendiendo que todo en la vida se encuentra estrechamente relacionado, que dependemos los unos de los otros y que los tiempos venideros exigen un nivel de consciencia colectivo. Creo que la enseñanza general es valorar lo que damos por sentado; en lo personal espero que pueda equilibrar cada vez más los días, que logre incrementar la calma y el agradecimiento por lo bueno y lo malo, pues de las dos se concluye un aprendizaje. Quisiera cultivar tranquilidad para cosechar certeza.

Espero que pueda equilibrar cada vez más los días, que logre incrementar la calma y el agradecimiento por lo bueno y lo malo


¿Cuál es la primera cosa que te gustaría hacer cuando todo esto pase?

Sueño con abrazar a mis padres y a mi hermana, compartir juntos alguna comida y reír a carcajadas como es costumbre.


En esta situación en la que estamos, miramos más hacia dentro, ¿qué has aprendido de ti/otros que no sabías?

Creo que esta situación ha despertado un sentimiento de empatía provocando pequeños actos de solidaridad, actos sencillos como donar, escuchar o responder mensajes; actos que de algún modo calman las angustias de otro. Ser solidarios es una forma de estar. Nuestros actos de hoy construyen el relato de nuestra historia.


¿Podrías recomendarnos...?

Una serie Kidding.

Una película The Lobster.

Un libro apego Feroces Vivian Gornick


Evalúa del 0 al 10 los siguientes estados:

Share

Share on Facebook Share on twitter
Copy to clipboard
To all stories

More stories