Cristina y sus dos hijos

Interiorista. Owner @ Acana Interiorismo

Descubriendo el lado bueno de las cosas.

22.04.20

Madrid, España


Preséntanos quiénes estáis en casa.

Me separé el año pasado y estoy en casa con mis dos hijos, Pablo de 6 años y Sofía de 3. Son un torbellino y no paran de jugar y saltar. Nos gusta abrazarnos y hacernos cosquillas. Comer chuches en la cama y hacer guerras todo el día.

¿Cómo estás viviendo el día a día?

Sin planes, disfrutando de las pequeñas cosas,  me estoy volviendo a enamorar de nuestro hogar. Desde que me separé había perdido la conexión y me estoy reencontrando con ella, colocando mis tesoros y viendo cada detalle como si fuera nuevo. Intentando disfrutar de los niños todo lo que puedo. Hay días que se hacen difíciles,  llevar una casa sola con dos niños todo el día que además demandan muchísimo porque son muy pequeños y tenerles entretenidos... se hace complicado pero nos gusta sacar nuestros ratitos, jugar al escondite, saltar en la cama, hacer guerras de almohadas, bailar, ver la misma peli veinte millones de veces, comer helado... Hacer todas esas cosas que en el día a día no podemos hacer.


Estoy aprendiendo a estar sin pareja y me siento bien, estoy feliz y noto que está saliendo mi verdadero "yo", la niña que llevo dentro.

¿Qué rutinas sigues? ¿Qué haces para...?

Sentirte bien mental y emocionalmente:

Me levanto muy prontito, me gusta la casa en silencio. Es mi momento, me tomo un café y hago yoga al lado de mi ventanal. Me gusta ver amanecer mientras lo hago, me despeja la mente y hace que me sienta mucho más ágil y en forma. Después cuando los peques se levantan preparo un súper desayuno y en general me paso el día haciendo tonterías. Estoy aprendiendo a estar sin pareja y me siento bien, estoy feliz y noto que está saliendo mi verdadero "yo", la niña que llevo dentro.


Estar conectado con tu familia y amigos:

Para sentirnos conectados hacemos video llamadas con la familia para que vean a los niños, quedo con mis amigas para tomar el vermut online, nos mandamos tonterías, cotilleamos de cualquier cosa con tal de hablar y compartimos listas de cosas que haremos cuando salgamos.

Concentrarte (por ejemplo con el trabajo):

Para concentrarme en el trabajo me pongo los cascos con música relajante y no escuchar mucho los dibujos que ponen los niños y poder tener ratitos para crear. Les digo que mami tiene que trabajar y aunque les cuesta mucho algunas veces, me dejan hacerlo. También mi ex viene dos o tres tardes y ahí es cuando más productiva estoy. A lo largo del día según se me van ocurriendo ideas pero como con los niños es complicado desarrollarlas, las voy apuntando en un cuaderno para cuando esté más tranquila, verlas y trabajarlas. ¡Así no se me olvidan!

¿Hay algo que has incorporado en tu vida para estar-sentirte mejor que antes no hicieras? 

El yoga. Hace unos meses fui a un retiro de yoga y me cambió la manera de ver las cosas. No lo había incorporado en el día a día hasta ahora por falta de tiempo. Siempre voy corriendo a todos los lados y esto está haciendo que vea la vida de diferente forma. Y el tener las ventanas abiertas de par en par, que entre la luz a raudales... me paso las horas muertas pegada al ventanal.

El yoga. Hace unos meses fui a un retiro de yoga y me cambió la manera de ver las cosas.


¿Cómo te sientes, lo estás viviendo? ¿Sientes o experimentas algún cambio mental?

Sinceramente me siento feliz. Llevaba una vida muy estresada, siempre pendiente de los demás y nunca miraba por mi, corriendo con el trabajo, los niños, la vida en general... siempre me dejo en segundo o tercer plano y me he dado cuenta de que es importante tener estos ratitos para mí, de cuidarme y  escuchar lo que de verdad quiero.

Deseo que mi vida sea distinta. Es como volver a nacer, un toque de atención. Darme cuenta de que las cosas más sencillas son las que me dan alegría y sentir de verdad ganas de seguir luchando. De que no se acaba el mundo si no llego a todo y aprender a decir "no" para ponerme a mí como prioridad.

Me he dado cuenta de que es importante tener estos ratitos para mí, de cuidarme y  escuchar lo que de verdad quiero.


¿Qué es lo que echas más de menos?

Los abrazos de mi familia y amigos. Las risas haciendo un café, pasear y disfrutar del sol en la cara.


¿Cómo crees que será tu vida tras esta experiencia, sientes que cambiarán cosas? ¿Qué sacarás de bueno de todo esto?

Sí, cambiaran muchas cosas. No quiero volver a vivir como lo hacía, quiero ir más despacio, disfrutar de cada momento como lo estoy haciendo ahora. Sacar más tiempo para los niños y para las cosas que me gustan, para cuidarme.

Con todo el mundo que hablo o hago video llamadas me dicen que me ven diferente, que me ven feliz, que siempre tengo una sonrisa en la cara y que es lo que siempre me ha hecho brillar. Quiero seguir brillando y no olvidarlo nunca.


¿Cuál es la primera cosa que te gustaría hacer cuando todo esto pase?

Primero abrazar a la gente quiero, luego celebrar mi cumpleaños aunque en la distancia han hecho que sea inolvidable... También quiero hacerme un tatuaje para que esto que estamos viviendo lo recuerde para siempre.

En esta situación en la que estamos, miramos más hacia dentro, ¿qué has aprendido de ti/otros que no sabías?

Que soy feliz y que tengo todo lo que necesito para serlo. Que soy fuerte y valiente, que no me da miedo nada y que tiro para adelante como sea, que me pongo manos a la obra sin pereza y que la vida va de pequeños momentos. De disfrutarlos y que por mucho que pensemos en el futuro el universo tiene un plan para nosotros y sé, nose muy bien cómo, que el mío es algo grande.

Soy feliz y tengo todo lo que necesito para serlo. Soy fuerte y valiente, no me da miedo nada y tiro para adelante como sea.


Cuéntanos algo divertido que te ha pasado desde que estás en cuarentena.

Me han pasado muchas cosas divertidas aunque sencillas, desde hacer deporte y los niños subirse encima y descubrir qué sino puedes con el enemigo tienes que unirte al él y reírte. De hacer vídeos tontos en Tik Tok y reírme a más no poder haciéndolos. Hacer un reto para el colegio de meter la cara en harina. Esto solo era para los niños pero me uní y terminamos rebozados hasta las orejas. Luego lo mandé al grupo de whatsapp y terminaron uniéndose todos los papás. De hacer de toro loco en la cama con los niños encima y no poder parar de reír viendo cómo nos caemos. De jugar al parchís y ganarme los niños haciendo trampas (sin malicia) y quedarse tan pichis y yo con cara de póker.  


¿Qué te interesaría saber sobre cómo otra gente lo está pasando?

Si hay algo que yo pudiera hacer para mejorar su confinamiento. Supongo que no todos lo llevamos de la misma forma y a veces no nos damos cuenta de qué modo podemos seguir ayudando.


Evalúa del 0 al 10 los siguientes estados:

Share

Share on Facebook Share on twitter
Copy to clipboard
To all stories

More stories